sexta-feira, 17 de julho de 2009

Hillary exige a Chávez que não interfira em Honduras


Los cancilleres de EUA, México y Canadá exhortan a otros países a abstenerse de cualquier acción que pudiera conducir a la violencia en el territorio hondureño

Washington , Estados Unidos

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, reafirmó su compromiso en la restauración del "orden constitucional y democrático" en Honduras y exhortó a otros países a jugar "un papel positivo en el logro de esa meta".

Dicho esto, Clinton advirtió, en una clara referencia a Venezuela, contra "cualquier acción que pueda conducir a la violencia"

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, llamó esta semana a la insurrección popular para forzar la salida del Gobierno interino, en una maniobra que Washington cree diseñada por el mandatario venezolano, Hugo Chávez.

Chávez ha anunciado hoy el inminente ingreso de Zelaya en Honduras, lo que ha sido interpretado como un intento de desestabilizar en vísperas de la nueva ronda del diálogo que las partes mantendrán mañana en Costa Rica.

Clinton realizó esas declaraciones tras una reunión, el jueves por la noche, con sus homólogos de Canadá y México. Durante la posterior rueda de prensa al diálogo tripartito, ninguno de los tres responsables de Exteriores resaltó que la vuelta de Zelaya fuera un requisito a la solución a la crisis.

El hecho de que la secretaria de Estado no mencionara al depuesto mandatario parece confirmar la tendencia que la Administración de Barack Obama está mostrando en los últimos días hacia Zelaya.

El pasado miércoles, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, evitó pedir su retorno a la presidencia, pese a la insistencia de un periodista. "Continuamos creyendo que las acciones tomadas [por el gobierno de Micheletti] no están de acuerdo con los principios democráticos". Eso fue todo que la prensa sacó de Gibbs.

“Apoyamos una solución pacífica y negociada”

Los tres países de América del Norte respaldan una solución pacífica para resolver el conflicto en Honduras sin injerencias ni acciones de otros países que conlleven a la violencia.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, reunida con sus pares de Canadá y México, abordó ayer la situación de Honduras en un diálogo tripartito, pero ninguno de los tres ministros hizo notar como requisito de una solución el retorno al cargo del presidente depuesto Manuel Zelaya.

Clinton dijo que las partes han reafirmado "nuestro compromiso de restaurar el orden constitucional y democrático" en ese país, afectado por un golpe militar el 28 de junio.

La omisión de Clinton de mencionar siquiera a Zelaya parecía confirmar una tendencia que ha mostrado el Departamento de Estado en días recientes frente al depuesto Presidente.

El miércoles, en un diálogo regular con reporteros, el portavoz Robert Gibbs se resistió a la insistencia de un reportero de que reafirmara la posición inicial de Estados Unidos de que Zelaya retorne al cargo como mandatario legítimo.

Gibbs dijo solamente: "Continuamos creyendo que las acciones tomadas no están de acuerdo con los principios democráticos".

Clinton declaró que en el encuentro con los cancilleres Patricia Espinosa, de México, y Lawrence Cannon, de Canadá, realizado en el Departamento de Estado, "hemos subrayado nuestro apoyo al proceso de diálogo que ha iniciado el presidente Óscar Arias", de Costa Rica, y que se reanudará en una segunda ronda el sábado en San José.

"Apoyamos una solución pacífica y negociada", afirmó. "Exhortamos a otros países a jugar un papel positivo en el logro de esa meta y abstenerse de cualquier acción que pudiera conducir a la violencia".

Esfuerzos de AriasEspinosa dijo: "Hemos coincidido en la importancia de que, frente a la ruptura del orden constitucional, que todos hemos condenado y rechazado tajantemente, es importante encontrar una solución negociada a través del diálogo".

"Apoyamos firmemente los esfuerzos de mediación del presidente Óscar Arias y expresamos nuestro deseo y nuestro interés en que ese proceso permita volver a la democracia en Honduras sin derramamiento de sangre, sin ningún tipo de violencia", agregó.

Cannon dijo solamente que los tres hablaron de "temas de interés y preocupaciones mutuas... así como las oportunidades que se nos presentan".

La canciller mexicana expresó el deseo de los Gobiernos de los tres países de que el proceso de negociación "permita volver a la democracia en Honduras sin ningún tipo de derramamiento de sangre, sin ningún tipo de violencia".

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, dijo que la declaración del presidente Roberto Micheletti de que estaba dispuesto a renunciar si se le garantizaba que Zelaya no iba a retornar al cargo era "una buena señal", pero su condicionamiento "resulta totalmente inaceptable".

Intervención de ONUEl Gobierno de Honduras informó ayer que pidió la intervención del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por las "amenazas" y los "hechos violatorios" de los que acusa al presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

El canciller Carlos López Contreras hizo la petición en una carta enviada al presidente de turno del Consejo de Seguridad, el embajador de Uganda, Ruhakana Rugunda.

En la carta, López hace "del conocimiento del Consejo de Seguridad los hechos violatorios de los artículos 1 y 2 de la Carta de las Naciones Unidas a fin de que se digne adoptar las medidas que la misma contempla".

El canciller plantea "las amenazas y actos de provocación realizados por el presidente de Venezuela".

López se refiere a "amenazas proferidas, en forma pública, el pasado 1 de julio, del envío de fuerzas militares venezolanas a Honduras, presuntamente con el propósito de realizar una intromisión en los asuntos internos de Honduras en abierta violación" de los principios de igualdad soberana y no injerencia, entre otros.

Además, menciona la "violación del espacio aéreo de Honduras por parte de un avión de matrícula venezolana, la tarde del 5 (de julio), tripulado por pilotos militares, desobedeciendo la prohibición expresa de la Dirección General de Aeronáutica Civil de sobrevolar dicho espacio e intentando aterrizar en el aeropuerto internacional de la capital".

"La irresponsabilidad de los pilotos es evidente al estar conscientes del peligro que corrían de ser derribados, arriesgando su propia vida y de los ocupantes de la nave, así como de las numerosas personas que se encontraban en los alrededores", agrega la misiva, en relación al avión en que Zelaya trató de regresar al país.

López dice al Consejo de Seguridad que la crisis "se encamina mediante el diálogo a una pronta solución, que podría verse comprometida de persistir esas acciones que pareciera desean provocar un baño de sangre".

Recuerda que el pasado día 6, el gobierno de Micheletti "presentó su enérgica protesta ante el Gobierno de Venezuela" por la violación del espacio aéreo.

Panamá rechaza injerenciasEl vicepresidente y canciller de Panamá, Juan Carlos Varela, afirmó ayer que el Ejecutivo de su país descarta sanciones económicas al Gobierno de Honduras.

"Por nuestra parte, nada de sanciones económicas", señaló.

El diplomático añadió que las medidas tomadas al principio, como el cierre de fronteras, "afectaron" al pueblo hondureño y que, por esta razón, la Administración panameña no va a tomar "ninguna medida que pueda perjudicar más a este país".

El pasado 13 de julio, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, Ccia, consideró "inapropiado" aplicar sanciones económicas y comerciales al nuevo Gobierno "como medidas de presión a hechos de carácter político".

Varela defendió una salida del conflicto "por la vía diplomática", al considerar que la crisis en esa nación se basa en un "enfrentamiento real entre los poderes constituidos en Honduras".

El funcionario pidió a Manuel Zelaya que actúe "con prudencia y moderación", ya que, según el canciller, "los líderes tienen que pensar en su pueblo y no llevarlo a enfrentamientos".

Exhortó al nuevo Gobierno a buscar "un punto en común para que se puedan llevar a cabo elecciones democráticas en Honduras y que un Gobierno escogido por la voluntad popular sea la solución del conflicto".

El vicepresidente y canciller se mostró en desacuerdo con cualquier "injerencia" que no sea mediada por el presidente de Costa Rica. A pesar de la retirada del embajador de Panamá en Honduras, como hicieron países miembros de la OEA, Varela explicó que el Gobierno "mantiene comunicación a través de otros canales" con el Ejecutivo de Micheletti.

"La única forma de respaldar al presidente Arias es mantener los canales de comunicación con ambas partes", apuntó el canciller, que abogó por una "reconciliación nacional con amnistía para todos".

El secretario de Estado de España para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, mostró su confianza en el diálogo emprendido en San José. "Confiamos en que durante el diálogo que auspicia o lidera el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, que va a tener una reunión el sábado, se pueda dar un resultado positivo para la solución del problema", afirmó De Laiglesia en declaraciones en La Paz.

Agencias y Redacción

LA PRENSA

Honduras 3x0 Bolivarianos FC

Marcaram para Honduras Patrícia Spinoza(México), Hillary Clinton(EUA) e Lawrence Cannon(Canadá)

Ontem, os chanceleres dos Estados Unidos, Canadá e México, em declaração conjunta, exortaram os demais países a não incentivar conflitos e não praticar "injerencia" (en español)nos assuntos internos de Honduras. "Apoiamos uma solução pacífica e negociada", declarou Hillary Clinton. Em nenhum momento, os representantes dos três países condicionaram a solução à volta do deposto Zelaya ao poder.


Um comentário:

PoPa disse...

Esta foi a boa notícia da semana. Tenho convicção que a solução hondurenha já está feita. É deixar como está, para ver como fica... na verdade, o grande medo dos bolivarianos - e já dito por eles - é que a moda pode pegar e as pessoas verem que existe vida além da maluquice bolivariana...