quinta-feira, 16 de julho de 2009

Honduras e a Revolução Bolivariana


Honduras está em paz. Há duas semanas o golpista Manuel Zelaya foi deposto pelas forças democráticas do país e corrido das suas fronteiras vestindo pijamas de bolinhas. O mundo bolivariano desabou sobre o país, inclusive com discursos furibundos dos fakes Lula, Amorim e Garcia. A OEA virou Organização dos Estados Ameaçadores. Um avião tentou trazer Zelaya de volta e teve que voltar. Neste momento, só resta aos bolivarianos pregar a insurreição e a insubordinação. É o que bradam Chávez, Rafael Correa e o próprio Zelaya. Quem quer um banho de sangue em Honduras, se um banho de mar é muito melhor? Honduras dorme em paz. Pacificada. Misturado ao coachar dos sapos barbudos e bigodudos ouve-se, ao longe, soluços entrecortados e intermitentes ranger de dentes. Os bolivarianos não dormem. Estão todos tremendo dentro dos seus pijaminhas marron.

por Coronel

#######################################

O jornal El Heraldo denunciou, ontem, que Hugo Chávez, com o apoio de Daniel Ortega, está infiltrando mercenários bolivarianos para promover confrontos com a polícia e o Exército para gerar um massacre no país. O bolivariano Rafael Corrêa está incitando o povo e as forças armadas à insurreição, que vem sendo clamada pelo presidente deposto Manuel Zelaya. Michele Bachelet, do Chile, está pregando "prudência" à Zelaya. Já Luiz Inácio Lula da Silva, Celso Amorim e Marco Aurélio Garcia agora guardam um silêncio covarde, para ver como é que fica.

Tegucigalpa,

Honduras

.

Informes a los que tuvo acceso EL HERALDO revelan que en el país está en marcha una conspiración gestada desde Caracas por el presidente y ex militar golpista Hugo Chávez.

La conspiración pretende desestabilizar el país mediante acciones armadas de grupos irregulares, ligados al narcotráfico o provenientes de Nicaragua, según estos informes.

Como parte del plan chavista, se pretende la toma del aeropuerto Toncontín, bloqueo de las principales carreteras, paralizar instituciones públicas y hospitales y fabricar una masacre durante enfrentamientos inducidos contra policías y militares.

La orden, que habría sido girada por militares infiltrados chavistas y sandinistas en el país, es atentar contra negocios, destruir medios de comunicación, quemar vehículos y cometer actos de vandalismo, obligando así al uso de la fuerza militar y policial.

Un capitán naval venezolano de apellido Rodríguez (demás nombres se mantienen en reserva), es quien coordina la rebelión para los días viernes y sábado. La operación militar intervencionista terminaría con la toma de Toncontín, según confesó a EL HERALDO una fuente de entero crédito.

El “plan Chávez” contempla que sean miembros de pandillas, a quienes se pagó entre 300 y 500 lempiras, los que encabecen las manifestaciones.

Su misión será sublevarse a la autoridad hasta la provocación de disparos.

Una vez surjan los primeros disparos, los grupos irregulares infiltrados dispararán contra los mismos manifestantes, con el fin de fabricar una masacre que desestabilice y provoque una anarquía en el país.

Magnicidio

Pero la conspiración, según fuentes a las que tuvo acceso EL HERALDO, va más allá.

Se ha confirmado que en Colón, Gracias a Dios y Olancho se han conformado células armadas que intentarán ingresar a Manuel Zelaya Rosales.

Se ha definido como un punto probable La Mosquitia hondureña, por ser una zona inhóspita, con poco control policial y dominada por los carteles de la droga. Una banda que domina el mercado de la droga en Colón y otros sectores del litoral estarían colaborando en la operación.

Efectivos inmiscuidos en labores de inteligencia y contrainteligencia afirman que el plan es que Zelaya entre al país custodiado por grupos irregulares.

Sin embargo, advierten que no hay garantías de que Zelaya, al pasar de objetivo político a militar, sea víctima de una conspiración.
Ayer se confirmó que en Cilín, Colón, se ha detectado la presencia de al menos 100 hombres armados.

Las declaraciones de Zelaya, en el sentido de llamar a la insurrección al pueblo serían parte del “plan Chávez”, aunque Zelaya podría desconocer los alcances de toda la operación subversiva planeada en Caracas y que se podría ejecutar desde Nicaragua.

Chávez ya hizo el primer intento por fabricar una masacre el pasado 5 de julio, cuando ordenó a miles de manifestantes a invadir la pista.
Ese día, Chávez confesó que dirigía la operación militar y que estuvo en contacto con los manifestantes durante todo el recorrido hasta llegar a Toncontín.

Zelaya sobrevoló la pista, sin embargo, no pudo aterrizar por los obstáculos que puso la Fuerza Armada hondureña.

El presidente depuesto no hizo intentos por aterrizar en otras pistas del país, donde no había manifestantes. Desde el avión, pidió a la población invadir la pista, lo que indujo los enfrentamientos con militares y policías. El saldo: un muerto.

Finalmente, la operación militar denominada “enjambre de abejas” fracasó, ya que según el mensaje escrito en la pizarra de la oficina que ocupaba Chávez, el objetivo era provocar muertos, heridos y desesperación en las personas.

* Objetivos:

- Masacre. Chávez buscará, desde hoy hasta el sábado, una masacre de manifestantes.
- Vandalismo. Pandilleros han sido contratados para delinquir.
- Toncontín. Se pretende la toma del aeropuerto.


El Heraldo


###############################

O governo chavista encontrou mais uma forma de amordaçar a imprensa do país, que ainda resiste. Não está pagando as importadoras de papel, fazendo com que cerca de 50 jornais do interior do país tenham que parar por falta de matéria-prima. Os jornais pagaram as importações, mas o governo de Chávez não repassou os pagamentos. É a "democracia" de Hugo Chávez, tão admirada por Lula e sua fanfarra.


Um comentário:

Clausewitz disse...

Prezado Stenio, voltei à luta e totalmente sem pretensões de ter o pique de antes, estou colecionando idéias e lançando-as sem frisson. Peço sua visita, que será uma honra receber. Fraterno abraço

PS: O endereço mudou e agora é http://novoblogdoclausewitz.blogspot.com