domingo, 30 de agosto de 2009

Quem não tem papel higiênico...

De acuerdo con un reporte publicado por el diario The Miami Herald, la escasez de papel higiénico en Cuba ha llevado a sus residentes a recurrir a la creatividad. Actualmente, los cubanos han optado por emplear los ejemplares del diario Granma para cubrir esta necesidad.

A continuación el artículo completo del The Miami Herald:

Desde Cuba llegan buenas noticias y malas noticias.

Primero, la mala: hay escasez de papel higiénico y las autoridades en La Habana dicen que no se solucionará hasta finales de año.

Ahora la buena: los ejemplares viejos de Granma, el órgano oficial del Partido Comunista y sustituto tradicional del papel higiénico, vale menos de un centavo de dólar. Y son entre seis y ocho páginas diarias de papel, aunque no tan suave.

Las autoridades afirman que la escasez es resultado de la crisis financiera global y los tres ciclones devastadores del verano pasado, que obligaron a reducir las importaciones.
La producción nacional de varios productos ha caído debido a las restricciones en la generación de electricidad y la importación de materias primas.

Pero Fareed Zakaria, comentarista de CNN, dice que “la razón principal de la escasez de papel higiénico en Cuba es la tozudez con que [el gobierno] mantiene su apego a los extraños dictados de la economía socialista”.

“La desastrosa situación económica cubana sería una broma si no fuera por la pobreza en la que ha perpetuado a millones de cubanos”, dijo Zakaria en un comentario cargado en internet la semana pasada. “El país entero está empantanado. El 50 por ciento de las tierras cultivables están ociosas. Los alumnos universitarios de primer y segundo año trabajan un mes del año en la agricultura”.

“Su desquiciada política agrícola lleva a la falta frecuente de frutas, vegetales y otros alimentos básicos, que son mucho más serias que la de papel higiénico”, agregó. “Y todos esos programas que tienen y que mantienen desde hace años como éxitos de la revolución comunista –servicios médicos y educación gratis– bueno, Raúl Castro anunció recientemente que tendrán que sufrir afectaciones.

“Mientras tanto, el cubano promedio todavía gana menos de [...] $20 al mes”, concluyó. ‘‘Ahora bien, el capitalismo tiene sus problemas, como todos hemos podido ver. Pero al menos no hay escasez de papel higiénico”.

Y la escasez del apreciado artículo no es cosa de juego para los cubanos.

El papel higiénico no está incluido en la libreta de racionamiento que cubre productos básicos a precios altamente subsidiados, de manera que los cubanos desde hace mucho se han visto obligados a comprarlo en las llamadas “tiendas de divisas” o usar alternativas. Revistas chinas y norcoreanas son las favoritas por la suavidad de su papel.

El martes, un paquete de cuatro rollos de papel higiénico de fabricación nacional se vendía en las tiendas de La Habana por el equivalente a unos 28 pesos, aproximadamente el sueldo de dos días para el trabajador promedio.

“En este momento en casi ninguna tienda hay [papel higiénico], es un milagro que haya podido encontrarlo”, dijo un retirado de La Habana que pidió no ser identificado para evitarse problemas con las autoridades, en una entrevista telefónica desde Miami.

Funcionarios cubanos citados anteriormente este mes en la oficial Radio Rebelde pronosticaron ‘‘la importación de una partida grande [de papel higiénico] para finales de año “para satisfacer esta demanda, que ahora enfrenta problemas”.

La fábrica Productos Sanitarios Proa, en la provincia de Matanzas, también produce papel, que comercializa como “higiénico y ecológico”. Muchas fábricas cubanas sufren la escasez de materias primas importadas y los cierres ordenados por el gobierno para ahorrar electricidad.

Pero el cierre obligatorio de fábricas y oficinas para ahorrar electricidad puede estar ayudando, irónicamente, a resolver la escasez de papel higiénico, según el retirado con que hablamos en La Habana.

Muchos ejemplares de Granma y otros periódicos enviados a los puntos de distribución para su entrega a fábricas y oficinas que no se recogen debido al cierre de entidades, explicó el retirado, se venden a cualquiera.

Y muchos retirados, agregó, hacen cola desde antes del amanecer en esos puntos de distribución para comprar 10 o 15 ejemplares del diario del día o de jornadas anteriores, para usarlo en el baño, envolver la basura y otros usos domésticos.

Los retirados pagan 20 centavos cubanos por cada ejemplar –aproximadamente 0.007 centavos de dólar– y lo revenden en los vecindarios por un máximo de 20 pesos cubanos, equivalente a 71 centavos de dólar.

El precio de 20 centavos cubanos por ejemplar es el mismo para el diario del día o los viejos, agregó el retirado, “porque todos se usan para lo mismo”.

Vía The Miami Herald

Notícias 24hs

O texto diz que o papel higiêncico tá em falata na ilha-prisão, e que os cubanos, limpam o "pós-toilette" co jornais que são bem mais baratos.
Existem filas na manhazinha para comprar, e após voltam correndo para suas casas, já picando o jornal para uso...
E tem muito idiota que ainda defende Cuba e imagina que a ditadura snguinária dos Castro é o lugar mais "social" para se viver.
Que mudem para lá!

2 comentários:

lobão disse...

Caro Senhor, conheci vosso Site hoje, por mero acaso. Devo dizer-lhe que já está na minha lista de favoritos e, com muito prazer passei um bom tempo por aqui, o que pretendo repetir diariamente.
Confesso que agora estou a sentir-me menos órfão.
Prezado Senhor, apesar de ter formação universitária em quatro cursos superiores, vivo em zona rural próxima a Fortaleza, onde exerço atividade de pecuarista por absoluta opção, uma vez que sou filho, neto, bisneto e tetraneto de fazendeiros (todos igualmente, por absoluta opção). Para preencher a lacuna causada pela falta de algumas comodidades da urbe, mormente as de cunho intelectual, utilizo-me de alguns artifícios da Internet, um deles, um pequeno blog de minha autoria, especializado em música erudita, uma de minhas paixões. Por ser o tal blog especializado em artes e cultura de um modo geral, vejo-me, muitas vezes, impedido de demonstrar abertamente minhas convicções filosóficas em suas páginas. Tento, portanto, ater-me às matérias pertinentes ao site, à análise das peças pianísticas, ao estudo das escolas e períodos eruditos e etc. Entretanto, nem sempre consigo cumprir esta auto-sensura, saindo, amiúde, do tema e adentrando noutras veredas. Como aconteceu hoje mesmo, enquanto escrevia o editorial de domingo, em que pretendia dissertar, mais uma vez, sobre o período Medieval e Renascentista como pequena introdução ao Barroco.
Acabei metendo o pau (desculpe a expressão chula) na imprensa, na televisão, na escola no país e na sociedade... Tentei fazê-lo com elegância, embora saiba que não o consegui.
Se o amigo quiser honra-nos visitando nossa humilde choupana, a fim de ler o referido artigo, fruto de nossa revolta, aí vai o endereço http://www.pianoclassico.org
Pois bem, como disse acima, sinto-me agora menos órfão e, certamente procurarei e auferirei de vossa pessoa e de vosso excelente Site, subsídios mais robustos para meus comentários com o fim único de burlar, com mais freqüência, minha auto censura.
Caro amigo (permita-me chamá-lo assim) realmente muito obrigado pelo magnífico “Anti Foro de São Paulo”
Forte abraço.


PS. Perdoe-me se deixei este recado em local impróprio, se assim o fiz, foi porque não encontrei outra caixa de recados disponível.

Cachorro Louco disse...

Stenio : Sem querer debochar da desgraça alheia,mas pelo que sabemos da situação do povo cubano ,devem usar menos papel higiênico porque tem pouco o que comer.A situação na ilha está cada dia pior,pois Fidel conseguiu implantar uma miséria absoluta por lá .Abraços