quinta-feira, 1 de outubro de 2009

Parlamentarios no serán mediadores, pero esperan "contribuir" a solucionar la crisis


Tegucigalpa, Honduras . La delegación de seis parlamentarios brasileños llegó anoche a Honduras para verificar la situación del país y la sede diplomática de Brasil, en la cual se encuentra refugiado el ex presidente Manuel Zelaya.

Los brasileños tienen prevista este jueves una reunión con la Junta Directiva del Congreso Nacional y los jefes de bancada de todos los partidos políticos de Honduras, con representantes de la Corte Suprema de Justicia, organizaciones de derechos humanos y la comunidad brasileña, así como una visita a la sede diplomática de su país en Tegucigalpa. Trascendió que los diputados pidieron una reunión con el presidente interino Robeto Micheletti, pese a que aclararon que no participarán como mediadores en el conflicto.

La comitiva es conducida por Raúl Jungmann, quien manifestó a los medios que esperan “contribuir de modo que las convergencias y las salidas para esta crisis satisfagan”.A su llegada al aeropuerto internacional Toncontín de la capital hondureña, Jungmann afirmó que no visitan Honduras como representantes del gobierno brasileño, ya que las relaciones diplomáticas entre ambos países se encuentran suspendidas.

Durante los encuentros con las élites políticas, los parlamentarios pedirán que se respete "la integridad de la embajada de Brasil", tema que ha preocupado a la comunidad internacional; sin embargo, el gobierno de Micheletti ha sostenido que no violará de ninguna manera la sede diplomática.Previo a la llegada de los parlamentarios, el canciller brasileño, Celso Amorim, manifestó su desacuerdo con la con la visita y defendió la posición del gobierno de recibir a Zelaya en la embajada."Brasil hizo lo correcto" al acoger a Zelaya en la embajada, aseguró Amorim. que dijo contar con el apoyo de la comunidad internacional y de Estados Unidos.

Mientras, los senadores aprobaron un documento de "rechazo al cerco policial a la embajada de Brasil", pero cuestionaron el uso político por parte de Zelaya del refugio que le fue concedido. Zelaya se encuentra en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde el lunes 21 de septiembre, día en el que ingresó al país de forma clandestina.


El Heraldo.hn

Nenhum comentário: