quarta-feira, 2 de dezembro de 2009

Honduras sobre Lula: Ignorância e desinformação!


Tegucigalpa,

Honduras

.

El presidente Luiz Inacio Lula da Silva mostró la poca información que tiene de la crisis en Honduras, al afirmar que la "historia hubiera sido diferente si el golpista no hubiera convocado a elecciones".

En declaraciones difundidas ayer por BBC Mundo, Silva afirma que el reconocimiento del gobierno de Lobo Sosa "está fuera de lugar".

"No, no y no. Definitivamente no", enfatizó, ante la insistencia de periodistas que le preguntaban si Brasil reconocerá la legitimidad del nuevo gobierno, expresada de forma masiva y contundente en las urnas.

Marco Aurelio García, asesor brasileño, había dejado una puerta abierta a la normalización de las relaciones entre ambos países, sin embargo, ayer Lula se encargó de cerrarla.

"Este ciudadano (Lobo) tiene el derecho de hacer las gestiones que él crea convenientes. Si pasa algo, vamos a discutir lo nuevo pero por ahora, la posición brasileña es de no aceptar el proceso electoral en Honduras", reveló.

Lula, quien es parte de los gobernantes chavistas de Sudamérica, ha evadido cualquier posibilidad de hablar con el presidente Roberto Micheletti. "Honduras le faltó el respeto al principio más elemental de la vuelta a la normalidad democrática de un país. El golpista actuó cínicamente, dio un golpe de Estado en el país y convocó a una elección cuando no tenía derecho a convocar una elección", afirmó Lula.

Quizás la afirmación anterior responde las interrogantes de millones de personas y de varios países de corte democrático, que no entienden cómo un presidente puede desconocer la voluntad de un pueblo expresada de forma masiva y contundente en las urnas.

Y es que, a juzgar por sus declaraciones, Lula está desinformado y, por tanto, ignora que los hondureños acudieron a las urnas en noviembre de 2008 para escoger a sus candidatos en elecciones primarias y en mayo de 2009, cuando Manuel Zelaya era presidente, 4.6 millones de hondureños fueron convocados a votar el 29 de noviembre por un nuevo presidente, 128 diputados propietarios e igual número de suplentes y por 298 corporaciones municipales.

"Las cosas se pudieron haber hecho con una mayor normalidad, que volviera el presidente y este convocara a elecciones. La vuelta a la normalidad en Honduras es todo lo que queremos y no daremos concesiones a los golpistas".

Lula, además ignora que en Honduras no es el presidente del Ejecutivo quien convoca a elecciones (ni primarias ni generales), sino el Tribunal Supremo Electoral (TSE) como ente autónomo, lo que da más independencia a los procesos electorales. Para Lula el hecho de que la cúpula iberoamericana no haya adoptado una posición clara con respecto a Honduras no significa el fracaso de la reunión.

"La cumbre no fue convocada para eso. Si la cumbre hubiese sido convocada para discutir el caso de Honduras yo no hubiera venido. Yo vine porque se vino a discutir una cosa que encuentro muy importante: innovación y conocimiento, un tema esencial sobre todo para los países en desarrollo", afirmó.



El Heraldo

Nenhum comentário: